Revisiones de gas

En las últimas semanas hemos recibido avisos de vecinos que han tenido en su domicilio la visita de empleados de una empresa instaladora de gas que pretendían revisar las instalaciones sin que se ello les haya sido solicitado y además con amenazas de corte de suministro si se accede a ello.
Al igual que en casos anteriores, los operarios se personan en las viviendas argumentando que se trata de una revisión obligatoria a la que los usuarios no pueden negarse y que, por ello, se les debe permitir el acceso. Una vez dentro del domicilio, cobran importes desorbitados por sus servicios.
Se recomienda que no se permita la entrada a los domicilios a ninguna empresa que nos visite sin que se lo hayamos solicitado, y que no atendamos a las excusas o justificaciones que los operarios puedan utilizar para convencernos de lo contrario. En caso de que insistan en ello, se recomienda que solicitemos la presencia de la Policía o de Franjus tel 699907865
A aquellos usuarios que hayan sido víctimas de este fraude, se les aconseja presentar una denuncia contra la empresa ante el Servicio de Consumo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. En caso de que los trabajadores hayan incurrido en conductas susceptibles de ser consideradas como amenazas o coacciones también es conveniente denunciar el caso ante la Policía.
Les recordamos que el usuario está obligado a revisar la instalación de gas butano cada cinco años, debiendo requerir, para ello, los servicios del instalador autorizado que libremente elijamos, no siendo obligatorio ni necesario encargar este cometido al que nos haya visitado sin que se lo hayamos solicitado.
 

Autor entrada: EUC