Historia de Sitio de Calahonda

– Página 9 –

Una anécdota, pero referida a un tema capital para los residentes, fue la construcción de un paso subterráneo para poder atravesar la carretera hacia el mar, ya que el tráfico se había hecho tan denso que resultaba muy peligroso intentarlo casi a cualquier hora del día. Tal construcción debió hacerse vertiginosamente, en un fin de semana, porque ocupaba el lecho seco del arroyo de Calahonda y, por tanto, no estaba legalmente permitida… Fue una necesidad que se cubrió como se pudo. No se podía esperar a que la Administración, a su ritmo siempre tan distante de las urgencias cotidianas, trajera una solución.

También es interesante dejar constancia de que en el año 85 prácticamente el 99% de la población era de nacionalidad británica. Pero más tarde llegaron los alemanes, y nórdicos en general, constituyendo un tipo de residente que pasaba la mayor parte del año con nosotros, regresando a sus países solamente para el verano. En los últimos años fueron también muchos los españoles que se vinieron a vivir a Calahonda, ya como residencia habitual, así como parejas jóvenes de las más variadas nacionalidades, dándole a la urbanización un espíritu más cosmopolita y contribuyendo a la animación y al comercio. Aunque no llegó a cristalizar, hubo un momento de la transición política española durante el cual se creó un movimiento tendente a formar un Ayuntamiento nuevo para La Cala y Calahonda, con la intención de prestar una atención mucho mayor a las zonas costeras, que se veían abandonadas por la administración municipal con sede en el pueblo de Mijas. Se pensaba que las tasas e impuestos que pagaban los residentes debían reinvertirse en mantenimiento y servicios que la costa mijeña tanto necesitaba.

Estos apuntes para una futura historia de Calahonda tienen que terminar, inevitablemente, en lo que ha sido el broche de oro para una trayectoria tan señalada como la del Sitio de Calahonda: En 2001 recibimos el prestigioso Premio Award Jaguar, en el Parlamento Británico del Reino Unido, al mejor desarrollo urbanístico en España, reconociéndose precisamente así nuestra calidad urbanística.

Agradecimientos
La historia del Sitio de Calahonda a través de más de un cuarto de siglo supone numerosas contribuciones de todo tipo. Una auténtica lista de agradecimientos podría hacerse interminable, de modo que pido disculpas de antemano por cualquier fallo de mi memoria. En primer lugar quiero agradecer a mi propia familia: A mis padres, por haber puesto su confianza en mi; a mi mujer y a mis hijos, ya que todos ellos participaron de modo directo en la tarea, además de constituir un apoyo fundamental para mi propia actividad. A todos los que han colaborado con su aportación de trabajo o inversión en hacer realidad este lugar tan querido por mí.

Página 9 de 9« Primera...56789