Historia de Sitio de Calahonda

– Página 6 –

La inauguración de este puerto fue muy sonada: Una fiesta con 1.000 invitados durante la cual ofreció un concierto de guitarra nada menos que Paco de Lucía. Por aquella época el holandés Van Doorn construyó Parque del Sol en la Avenida de España y se iniciaron otra cantidad de promociones, como la de Monteparaíso. Los malagueños Antonio Marineto y Joaquín Perez Muñoz construyeron y promocionaron Pinares del Mar, donde se formó una comunidad de propietarios integrada principalmente por médicos, abogados y otros profesionales y que constituyeron la semilla del colectivo español en Calahonda. El lugar que ocupan actualmente los centros comerciales Los Cipreses y El Campanario, fue donde Edward y Sandra Smith montaron unas cuadras y un picadero de caballos en el que organizaban desde excursiones a caballo entre los famosos pinares de la zona alta de Calahonda hasta clases y concursos hípicos. Más tarde vinieron muchos otros promotores que añadieron su propia creatividad al conjunto.

Toda la oferta de Calahonda iba creciendo y comenzaron a celebrarse los aniversarios de la urbanización con competiciones deportivas, elección de mises, cenas y bailes en el Club La Naranja…Todo apuntaba a la diversión y el entretenimiento de los residentes de la zona pero también a ir creando un sentido de unión, de pertenencia a algo que, sin ser una «ciudad» ni un «pueblo», constituía ya un núcleo urbano importante. Después de varios intentos para crear un sistema de mantenimiento eficaz, en 1976 se constituyó formalmente la Comunidad de Propietarios de Sitio de Calahonda, en cuya primera Junta Directiva estaban, entre otros, Sandra Smith y John Woltman, que era el presidente. En este sentido, Sitio de Calahonda encontró una fórmula práctica y eficaz que en esos años se fue difundiendo por toda la Costa del Sol. La finalidad de esta Comunidad era, además de mantener los elementos comunes de la urbanización, procurar que el conjunto mejorara de modo constante y que se subsanaran las deficiencias que se producían porque el Ayuntamiento de Mijas no se ocupaba de cuestiones tan fundamentales como limpieza, alumbrado, mantenimiento de calles y zonas comunes, etc. Aunque ocasionalmente se presentaban diferencias de criterios, la política de esta Junta fue siempre la de promover lo mejor para Calahonda. Gracias a ello podemos enorgullecernos de contar con una de las urbanizaciones mejor mantenidas de la Costa.

Un avance importante lo trajo la iniciativa de José María Cuevas, que venía de Santander, y Jesús Ángel Guerrero, quienes crearon, hacia 1969, con gran visión de futuro, un conjunto -«Las Postas de Calahonda»- que abarcaba supermercado, bar-restaurante y tienda de souvenirs, de modo que atendía prácticamente todas las necesidades inmediatas de la gente de la urbanización. Antes, como en gran medida se sigue haciendo ahora, todo lo que tenía un propósito comercial se instalaba en la parte que le estaba reservada, junto a la nacional 340, para preservar lo que se construía en las cotas altas para las viviendas, ya que los compradores venían buscando un entorno verde, agradable a la vista y, sobre todo, tranquilo y apacible.

Página 6 de 9« Primera...45678...Última »